Things Mr. Welch is No Longer Allowed to do in a RPG #1-2450 Reading Compilation

La australiana embarazada sigue practicando pole dance y no planea detenerse durante el parto

Tabitha Vincent, de 23 años, de Perth (Australia) ya está en demolición, pero aún puede colgar boca abajo y girar alrededor del pilón. La futura joven madre espera a una niña de su novio, Jade Tavai, y dice que quiere seguir bailando en el poste incluso durante el parto.
Tabitha ya está en la semana 35 y cree que los ejercicios en el pilón la ayudarán a mover los dolores de parto más fácilmente. "Vi a una mujer bailando en un poste en uno de los videos más populares de Internet para estimular el parto, y pensé que me encantaría hacer lo mismo", dice una niña que trabaja como entrenadora de baile de barra.
La australiana embarazada sigue practicando pole dance y no planea detenerse durante el parto

"Tengo un palo en casa, así que si tengo tiempo durante el parto,Definitivamente voy a hacer un poco de ello. En cualquier caso, me ayudará a escapar del dolor del parto ”, dice la futura madre.

Tabitha comenzó a bailar pole pole en 2012 siguiendo los consejos de sus amigos. Al principio reaccionó escépticamente a sus estudios, pero rápidamente se enganchó a ellos y comenzó a asistir a clases dos veces por semana. Incluso instaló un pilón en casa para entrenarlo tres veces por semana.

Seis meses antes del embarazo, se convirtió en una entrenadora de pole dance. “No enseñé por mucho tiempo cuando de repente descubrí que estaba embarazada. Obviamente, con la ropa que uso para las lecciones, no puedes esconder tu estómago, así que tuve que informar el embarazo al empleador mucho antes de lo que suele hacer. Sin embargo, fui tratado con gran entendimiento. Les conté sobre el embarazo y a mis estudiantes, porque no quería que pensaran que estaba engordando, porque tenía que enseñarles que mantendrían una figura delgada ".

Al principio, a Tabitha le preocupaba si valía la pena continuar sus estudios en el pilón y si no sería riesgoso para el niño. Pero los obstetras le aseguraron que es seguro, porque su cuerpo está acostumbrado a este tipo de estrés. "Publico muchas fotos y hay comentarios negativos que me preguntan si mi cuerpo y mi hijo pueden soportar lo que hago", dice Tabitha.

"Trato de no prestarles atención. Creo que las personas que escriben esto están simplemente equivocadas. Está claro que para mí no hay nada más importante que la salud de mi hijo y nunca haré nada que pueda ponerlo en riesgo. La mayoría de las personas simplemente se sorprenden de que todavía pueda realizar estos movimientos en un embarazo tan tardío ”, dice ella. Aunque la niña tuvo que renunciar a algunas de las acrobacias más extremas, todavía va a clase dos veces por semana.

Australian cree que mantener su forma la ayuda a evitar algunos de los efectos secundarios típicos del embarazo, como el dolor de espalda y la toxemia. Ella espera que estas actividades ayuden a su cuerpo a ponerse en forma más rápido cuando nazca su hija. "Todavía puedo hacer la mayoría de mis viejos trucos, pero tuve que adaptar algunos porque mi estómago estaba en el camino", admite Tabitha.

“Incluso cuando ruedo boca abajo, empiezo a sentirme mareada más rápidamente, porque el volumen de sangre en mi cuerpo es mayor debido al embarazo. Si todo va bien y tengo un parto simple y natural, espero volver al pilón lo antes posible.Me muero de impaciencia.










Video: 869-2 Be Organic Vegan to Save the Planet, Multi-subtitles








Related News

Gadgets para el hogar
Visitando a la familia sovié
Pruebas de carretera de plá
Los coches de producció
Paseo por la medina de Fez en Marruecos
El poder de la intriga
Ejercicios anuales de las fuerzas armadas de Japó
Comida callejera nacional
Poemas mentales mujer feliz cumpleañ
La ex esposa de la estrella de rescate Malibu